Jugando a ser mamá


Lina El 14 de mayo de 1939, a los 5 años, 7 meses y 21 días de edad, Lina Medina dio a luz a su primer hijo; así se convirtió en la madre más joven del mundo, título que aún ostenta.

Los habitantes del pequeño poblado de Antacacha, Huancavelica en Perú, donde Lina vivía, decían, ante la prominente barriga, que la niña tenía una culebra adentro y que el mal seguramente era causado por Apu, el espíritu de los Andes. Los chamanes no pudieron hacer nada para sacar la culebra.

Entonces, Tiburcio, su padre, optó por ir al médico más cercano eLina1n la ciudad de Pisco a 70km., para cual tuvo que llevarla a cuestas durante dos días. El médico, Gerardo Lozada contempló la posibilidad de un fibroma (uno muy grande, por lo visto), pero, tras realizar y revisar un sinfín de veces los análisis, determinó que Lina estaba embarazada: ocho meses de gestación.

El bebé nació por cesárea y fue llamado como el médico. Pesó 2700 gr. y midió  48cm. Era el día de la madre en Perú y la Segunda Guerra Mundial estaba en los titulares de los periódicos. La Academia Americana de Ginecología y Obstetricia la registró como la madre más joven del mundo. A la familia le ofrecieron miles de dólares por exhibir a Lina y Gerardo como curiosidades, miles de dólares que rechazaron. La compañía americana Seltzer ofreció mil dólares semanales por permitirles estudiar el caso; pero el gobierno de Perú se opuso y prometió protección y una pensión vitalicia para madre e hijo (promesa pronto olvidada).

Linap Click para ver la imagen del periódico en PDF

Gerardo fue criado como otro hijo más de los padres de Lina, hasta que a los diez años se enteró de que la niña era su madre y no su hermana. A los 40 años, Gerardo murió de una extraña enfermedad de la médula ósea.

Impresionante historia… pero… ¿cómo fue posible esto? Lina Medina padecía un trastorno de precocidad atípico, al año desarrolló vello púbico, a los dos años y ocho meses ya menstruaba y tenía los senos desarrollados.

Del padre del bebé no se sabe absolutamente nada. Tiburcio fue investigado unos cuántos días por violación; cuando salió libre, las sospechas se volcaron hacia uno de los hermanos de Lina que padecía retraso mental, él también fue absuelto.

Lina se casó a los 33 y actualmente vive en un suburbio de Lima conocido como “Chicago Chico” por su peligrosidad, luego de que el gobierno destruyó su casa en Antacacha para construir una autopista. Hasta hoy, algunos aldeanos la consideran una especia de Virgen María, que concibió sin pecado original mediante la gracia del Espíritu Santo; otros, creen que Gerardo Medina fue hijo del Dios Sol.

Finalmente, en 2002, Lina recibió una pensión vitalicia tan prometida, en parte gracias a un artículo del Dr. José Sandoval, “Madre a los cinco años: el parto por cesárea”, que pueden leer dando click sobre el título (acompañado de buenas fotos, por si no se creyeron la historia).

¡Pardiez!


¡Compártelo!

2 comentarios en “Jugando a ser mamá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s